4. Hermes y el comercio


Labor Omnia Vincit. Esta inscripción en honor a Hermes recuerda que este dios premia siempre el trabajo y el esfuerzo, patrocina los cálculos y las contabilidades y crea la cuenta de pérdidas y ganancias.


En la Barcelona resurgente del siglo XIX se conocía aún la relación que Hermes-Mercurio siempre ha mantenido con el comercio, las transacciones y todo aquello que pueda significar prosperidad, incluso económica; de ahí que en muchas ocasiones éste aparezca acompañado de la diosa Fortuna y otras diosas de la fecundidad. Hermes es el símbolo de la transmisión de las ideas superiores, pero a otros niveles también sigue patrocinando todo tipo de comunicaciones; y no cabe duda de que para todos los pueblos tradicionales, el día de mercado o día de Mercurio (de donde viene la palabra miércoles) ha constituido siempre un acontecimiento y una excelente ocasión para los encuentros y los intercambios de todo tipo.


De todos es conocido que la Ciudad Condal ha mantenido a lo largo del tiempo una clara inclinación hacia el comercio con los pueblos del Mediterráneo, y a partir del descubrimiento de América, también con el ultramar atlántico. Este espíritu comercial ha seguido conservando hasta la actualidad el patronazgo de Hermes.


Toda enseñanza que procede de Hermes es simbólica y contiene en esencia ideas que conducen a entender la unión del ser humano con su creador. Desde este punto de vista, el comercio aparece como un reflejo de las leyes cósmicas, al poner esta actividad en comunicación a dos energías contrarias -y al mismo tiempo complementarias- que se resuelven en un equilibrio. La figura del vendedor existe en tanto que hay un comprador, y de esta unión surge la cosa única -en este caso, el negocio comercial-, siendo esa relación entre opuestos análoga a las leyes que rigen para toda la creación.


Galería de imágenes


IMAGEN 50
Estatua de Hermes. Hotel Rívoli. La Rambla, 128, Barcelona.


IMAGEN 51

Hermes y Fortuna. Can Jorba. Portal de l'Angel, 19-21, Barcelona.


IMAGEN 52

Monumento a Güell i Ferrer. Gran Via de les Corts Catalanes esquina Rambla Catalunya, Barcelona.


IMAGEN 53

Fachada principal de la antigua Banca de Barcelona. Portal de la Pau, 31, Barcelona.


IMAGEN 54

El caduceo de Hermes en la fachada principal del Ayuntamiento de Barcelona. Pl. de St. Jaume.


IMAGEN 55

Luces de Navidad. C/ Boqueria, Barcelona.


IMAGEN 56

Banco de madera con caduceo y casco alado. Llotja de Mar. Passeig d'Isabel II, 1, Barcelona. En las paredes tapizadas con seda de Damasco se puede observar la figura de Hermes así como el escudo y el lema de la Cámara de Comercio.


IMAGEN 57

Fachada del Banco Santander Central Hispano. Passeig de Gràcia, 38-40, Barcelona.


IMAGEN 58

Deméter-Ceres y Hermes-Mercurio con los atributos de Fortuna. Edificio de la Caixa de Catalunya. Pl. Antoni Maura, 6, Barcelona.


IMAGEN 59

Reloj coronado con el casco alado de Hermes. Salón de Contrataciones de la Llotja de Mar. Passeig d'Isabel II, 1, Barcelona.


IMAGEN 60

Reloj luminoso con motivos herméticos restaurado recientemente por el Institut Municipal del Paisatge Urbà i la Qualitat de Vida. C/ Rocafort, 2, Barcelona. El Hermes griego es análogo al Thot egipcio, a quien la Tradición considera Señor del tiempo.


IMAGEN 61

Vista aérea del reloj luminoso con motivos herméticos restaurado por el Institut Municipal del Paisatge Urbà i la Qualitat de Vida. C/ Rocafort, 2, Barcelona.



 

 

 

Retorno a la página inicial del sitio web