Presentación del Centro de Estudios de Simbología de Barcelona


Desde su fundación por Federico González en 1979, el Centro de Estudios de Simbología de Barcelona ha organizado cursos, cursillos y conferencias sobre temas relacionados con la ciencia simbólica y la Tradición Unánime. Se estudian los símbolos desde un punto de vista iniciático, utilizándolos como vehículo de autoconocimiento y apertura de la conciencia, es decir, dándoles una perspectiva esotérica o interna que pueda propiciar una verdadera experiencia espiritual y conducir al interesado y estudioso del símbolo hacia el conocimiento metafísico. El Centro sobre todo ha sido y pretende ser un foco de transmisión de las ideas y principios propios de la Tradición Hermética (rama occidental de la Tradición Primordial), pero también ha estado abierto -y siempre lo estará- al estudio de otras tradiciones. Es por eso que también ofrece charlas sobre chamanismo y simbolismo precolombino, y ha tenido intervenciones budistas, taoístas y otras de oriente.


El CES no estudia los símbolos con los métodos racionalistas y analíticos propios del pensamiento moderno, que jamás pueden llevar a una comprensión verdadera, sino que intenta hacerlo apelando a la intuición superior y el intelecto puro, procurando que esos pensamientos y signos propios de la ciencia sagrada penetren en el interior de quien se acerca a ellos. Así es posible experimentar sus energías de una manera mágica, directa y sintética, y conectarnos e identificarnos con las ideas metafísicas y las fuerzas espirituales que los símbolos contienen.


El objetivo de este sitio web es brindar a los 'internautas' interesados una posibilidad de profundizar en las ideas que constituyen el norte de la labor del Centro y que éste difunde mediante sus cursos y otras actividades. El temario que aquí se ofrece irá siendo ampliado y renovado continuamente cual corresponde a un ámbito vivo de transmisión del Conocimiento.


Nota

Ha acaecido el traspaso al Oriente Eterno de nuestro querido Federico González, fundador del Centro de Estudios de Simbología de Barcelona y su constante guía y sostén en esta labor de difusión de la Tradición Hermética y de la Vía Simbólica, que el CES ha cumplido desde el primer día que vio la luz hasta hoy. En el corazón del Centro, su presencia se ha hecho permanente y aún más viva si cabe. Gracias, siempre. El poeta y teúrgo nos precede en el viaje de retorno al Origen, al que todos deseamos volver, y todavía sin quererlo, se sabe que nada ni nadie en última instancia quedará excluido de él.

Con la luz del Verbo que este hombre cabal ha proclamado y escrito, y la llama que ha prendido en todas nuestras almas para iniciar un auténtico camino de Conocimiento, transitamos sin prisa pero sin pausa el radio que nos ha tocado, con la certeza de que todos ellos convergen en el punto central de la rueda cósmica, núcleo que permanece oculto, encriptado e inviolable, y que guardaremos y protegeremos por ser el tesoro más preciado, procurando dar testimonio de su realidad perenne en medio de este mundo crepuscular, tan cercano a la total negación del Espíritu, cosa sin embargo imposible por más que se lleven a cabo los más brutales y asfixiantes intentos de aplacar lo que está, ha estado y estará siempre a salvo de cualquier terrorismo o pretensión de aniquilación.

Mientras las fuerzas nos acompañen, renovando a diario las nupcias secretas con todos los dioses, y confiando por encima de todo en la Providencia, seguiremos por Necesidad los lineamientos trazados por nuestro predecesor, engarce fundamental de la cadena áurea en el siglo XX-XXI, y nos mantendremos fieles a la semilla que sembró y que está creciendo como un Árbol invisible pero certero en el jardín interno de nuestra alma, para que se cumpla así nuestro Destino. Aunando Misericordia y Rigor en el justo centro que es Amor, trenzaremos lazos entre las diez esferas del Árbol sefirótico, y habitando un Universo cada vez más libre de fronteras, confiamos arribar no sólo a la Tierra Prometida de la que nos sabemos exiliados, sino a ese ámbito que deficientemente denominamos Metafísica.

El CES de Barcelona, en todo hermano del de Zaragoza, sabiéndose en el corazón de la Utopía, se mantendrá por tanto al margen de cualquier posición política o religiosa, que siempre aboga por tal o cual particularidad, no teniendo cabida entre nosotros los debates de este tipo, los cuales siempre intentan contaminar un espacio que por naturaleza es sin mácula y no tiene acepción de persona, raza o país, ni acoge posiciones dogmáticas o fundamentalistas.

El símbolo, el mito y el rito conforman la trilogía del Centro, los que hacen posible el resurgir del auténtico Pensamiento, aquél que otorga alas al alma y la eleva hasta el Espíritu.


Barcelona, 16 de noviembre de 2014

Mireia Valls, directora
Toni Guri, subdirector
Marc García, subdirector
Lucrecia Herrera, tesorera


Puede navegar por este sitio web empleando los vínculos de la parte superior izquierda de la página.


Retorno a la página inicial

 

 

 

Retorno a la página inicial del sitio web